De entre todos los productos que vendemos en The Baby House, las sillas de auto son probablemente el tipo que más dudas genera. No solamente por los distintos grupos de sillitas disponibles en el mercado, indicados según peso/edad/estatura del bebé, sino también por la normativa de seguridad y los diferentes términos que rodean a este producto. Por eso, entendemos que muchos papás y mamás se encuentren algo perdidos cuando, ante la llegada de su primer hijo, deben informarse sobre qué silla de auto comprar.

Dejando de lado el tema de los grupos de sillitas, que ya tocaremos en otro artículo, hoy queremos hablarte de una de esas normativas que necesitas conocer. Hace poco te explicábamos qué es ISOFIX y su importancia para la seguridad del bebé, y ahora vamos a centrarnos en la norma i-Size para que sepas bien en qué consiste.

 

Qué es la norma i-Size

Identificador norma i-Size

Lo primero que debes tener claro cuando hablamos de i-Size, es que no nos estamos refiriendo ni a un tipo de silla, ni a un sistema de anclaje en concreto, sino al nombre común de una norma de homologación: la ECE R129. Aunque quizás no hayas oído hablar antes de ella, en realidad la i-Size no es una normativa nueva: está en vigor desde finales de 2013, conviviendo con la homologación anterior (la ECE R44) hasta que en 2018 desaparezca esta última.

¿Y qué trae de nuevo la i-Size? Pues esto es lo que más te interesa conocer, ya que esta normativa incorpora varias medidas para mejorar los niveles de seguridad de los menores en el vehículo. Entre estas novedades destacan:

  • Que las sillas de auto se adapten a cada niño teniendo en cuenta su estatura, no el peso.
  • Que las sillas de auto se ajusten mediante el estándar de fijación ISOFIX.
  • Que las sillas de auto permitan que los menores viajen más tiempo en sentido contrario a la marcha.
  • Que las sillas de auto aprueben un test específico de impacto lateral.

 

En qué mejora la norma i-Size la seguridad de tu bebé

Si ya has podido informarte un poco sobre sillas de auto, seguro que con lo que te acabamos de contar te haces una buena idea de cómo la normativa i-Size mejora la anterior homologación ECE R44. Pero para despejar cualquier posible duda, te vamos a contar en qué contribuyen estos cambios a aumentar la seguridad de tu hijo en el vehículo.

 

1. Al modificar la clasificación de las sillas de auto teniendo en cuenta la estatura en lugar del peso, se reducen las opciones de un uso inadecuado de la sillita por parte del menor, minimizando el número de lesiones en cabeza y cuello.

 

2. Mediante la estandarización del sistema de anclaje de las sillas de auto, la norma i-Size pretende acabar con las instalaciones incorrectas de las sillitas, que pueden dar más de un disgusto. Piensa que hasta ahora había que estar muy atentos a las compatibilidades entre sistemas de retención infantil (SRI) y los diferentes tipos de vehículo, mientras que con esta nueva normativa el único método de anclaje será el sistema ISOFIX instalado en el coche.

 

3. Está demostrado que, cuanto más tiempo viaje a contramarcha tu bebé, más seguro irá. En determinados países esto lleva siendo así desde hace años, pero en España vamos algo más retrasados al respecto. Con la incorporación de i-Size, será obligatorio que todos los bebés de hasta 15 meses viajen en sentido contrario a la marcha, reduciendo enormemente el riesgo de lesiones.

 

4. Aunque te pueda parecer mentira, la normativa ECE R44 que aún convive con la i-Size (hasta aproximadamente 2018, como decíamos antes), no obliga a que las sillas de auto pasen ningún test de impacto lateral. Pues bien, esto se acaba con la ECE R129, ya que a partir de ahora las sillitas homologadas por esta norma deberán superar obligatoriamente pruebas de choque lateral para demostrar que son seguras frente a esta clase de accidentes.

Como puedes ver, la normativa i-Size incorpora mejoras muy importantes para la seguridad de los menores, y a buen seguro contribuirá a disminuir lesiones y trágicas muertes en los desplazamientos en coche.

Recuerda además que, tal y como se indica en la última Modificación del Reglamento General de Circulación, que entra en vigor el 1 de octubre, debes seguir las instrucciones del fabricante al instalar una silla de auto. Si estas instrucciones no son claras, no dudes en consultar la información necesaria. ¡Nunca te quedes con dudas cuando está en juego la seguridad de tu bebé!