Hoy en nuestro blog vamos a hablar sobre los columpios de bebé, unos objetos fundamentales para potenciar el desarrollo de los pequeños. Y es que no cabe duda de que  a los bebés les encanta el movimiento y estos accesorios resultan de gran ayuda para divertirlos y mantenerlos entretenidos.

¿Qué son los columpios para bebés? ¿Se diferencian de las hamacas?

Aunque a simple vista puedan parecer iguales, lo cierto es que existen notables diferencias entre una hamaca y un columpio para bebés. Mientras las hamacas tienen una función más estática, al carecer de movimiento, los columpios por su parte, son similares, pero incorporan la función de balanceo, algo que adoran los pequeños ya que les divierte mucho. Asimismo, los columpio representan más un objeto lúdico para los pequeños, ya que suelen incluir juguetes y melodías para entretenerlos. 

De todos modos, ambos objetos también comparten bastantes similitudes. Tanto las hamacas como los columpios deben colocarse correctamente en el suelo, una superficie que garantiza que tengan total estabilidad. Una vez puesto el bebé en la hamaca o el columpio, es imprescindible abrochar el cinturón de seguridad para evitar posibles caídas. 

Estos columpios están pensados para usarlos en los primeros meses de vida de los bebés. De hecho, la mayoría de fabricantes recomiendan dejar de usarlos a partir de que el pequeño pese más de 9 kilos. En nuestro catálogo online de puericultura encontrarás distintos modelos de columpios, cada uno de ellos con sus características para asegurarnos de elijas el que más se ajuste a tus necesidades. Puedes comprar columpios para bebés a los mejores precios de prestigiosas y populares marcas como Asalvo, toda una referencia en este tipo de productos para bebés.

Ahora bien, antes de comprar un columpio para tu bebé hay algunos aspectos que necesitas conocer para realizar una compra inteligente y hacerte con el columpio que más se adapte a tus necesidades y, por supuesto, a las de tu pequeño. A continuación, te dejamos con nuestros consejos.

Cómo elegir el columpio para bebé que necesitas: nuestros consejos

Como es lógico, en el momento de elegir un columpio para niños, resulta verdaderamente importante que te centres en dos aspectos: la seguridad y la estabilidad del mismo, ya que evidentemente, entra en juego la seguridad de los pequeños. A continuación te dejamos con los aspectos que debes tener en cuenta para elegir el columpio más adecuado para tu bebé.

  • Seguridad: es to es siempre lo primero, ya que como padres siempre buscamos lo mejor para nuestros pequeños. La seguridad es un importante aspecto, por eso debes cerciorarte de que el columpio para bebé que compres disponga de un cinturón de seguridad de 5 puntos y que también cumpla con las normativa de seguridad vigentes. En esto no caben medias tintas, ya que está en juego la integridad de los pequeños.
  • Tamaño: en el mercado hay una gran variedad de modelos. Existen columpios grandes, con más de 70 centímetros de longitud que ocupan un gran espacio, algo que debes tener en cuenta. Pero también hay modelos de tamaño más reducido o columpios para bebé plegables para facilitar su almacenamiento o su transporte.
  • Durabilidad: como decíamos más arriba, los columpios soportan una cantidad determinada de kilos, por lo que dependiendo del propósito que quieras darle y el tiempo que vayas a usarlo, deberás elegir un modelo que se ajuste a tus necesidades. Fíjate bien en sus especificaciones y elige el modelo al que creas que vas a sacarle más partido.
  • La velocidad de funcionamiento: una de la ventaja de los columpios es que su velocidad es totalmente ajustable. Esto nos permitirá ajustar la velocidad según sea necesario. Si queremos relajar al bebé, podremos regularlo a una velocidad más suave, mientras que si queremos que se divierta y pase un buen rato, tenemos la opción de aumentar la velocidad.
  • Funcionamiento: aquí conviene aclarar que hay columpios de bebé que hacen uso de pilas o baterías, mientras otros se conectan a la red eléctrica. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. Como es lógico, las baterías permiten situar el columpio en cualquier lugar sin tener un enchufe al lado, pero sus baterías se gastan rápido, por lo que te recomendamos elegir los modelos que dispongan de baterías recargables. En cambio, los que se conectan a un enchufe aseguran una potencia regular de balanceo, pero por contra, dependen de una conexión a la red eléctrica para su funcionamiento.
  • Funcionamiento: aquí conviene aclarar que hay columpios de bebé que hacen uso de pilas o baterías, mientras otros se conectan a la red eléctrica. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. Como es lógico, las baterías permiten situar el columpio en cualquier lugar sin tener un enchufe al lado, pero sus baterías se gastan rápido, por lo que te recomendamos elegir los modelos que dispongan de baterías recargables. En cambio, los que se conectan a un enchufe aseguran una potencia regular de balanceo, pero por contra, dependen de una conexión a la red eléctrica para su funcionamiento.

Asimismo, otras recomendaciones que deberías tener en cuenta es que en caso de usarlo en exteriores, te asegures que el columpio para bebé que compres, disponga de un toldo, para que el sol y el calor no afecten al pequeño.

En nuestra tienda online de productos para bebés te ofrecemos una variada gama de columpios para bebé que además de tener una gran calidad, puedes comprar a precios asequibles. Y es que una cosa no está reñida con la otra, como demuestran los fantásticos columpios de bebé Asalvo, provistos de los últimos avances y con una gran relación calidad-precio. Explora todos los artículos para el descanso y diversión de los más pequeños del hogar y elige el modelo que más te guste.