Viajar con tu bebé en coche puede ser una experiencia maravillosa. La mayoría de niños adoran viajar pero, como todo, es normal que antes de hacer tus primeros viajes con niños te surjan numerosas dudas.

Para viajar de forma cómoda y segura es importante que sigas algunos consejos y recomendaciones básicas. Además, también será importante preparar a los pequeños para que afronten el viaje como una aventura entretenida.

Los mejores consejos para viajar en coche con niños

Realizar un viaje en coche con niños es una opción que cada vez eligen más padres. Pero antes de que toda la familia suba y comience la aventura, es importante que tengas en cuenta algunos consejos, sobre todo si es el primer viaje largo. ¡Estate atento y vive una experiencia de lo más placentera!

La seguridad es lo primero

A la hora de preparar cualquier viaje en coche con un bebé o con niños es absolutamente imprescindible tener un sistema de retención infantil homologado y adaptado a la edad, peso y altura del pequeño.

El uso de sillas infantiles es obligatorio para niños de hasta 1,35 metros de altura, sin embargo, se siguen recomendando incluso hasta los 1,50 metros. No te la juegues y hazte con una silla infantil de calidad. Y es que está en juego la seguridad de tu hijo. No olvides que una buena silla reduce hasta en un 95% el riesgo de lesiones. Recuerda también que, según los recientes estudios realizados por expertos, se recomienda que vaya sentado a contramarcha, por lo menos hasta los 4 años de edad.

Prepara bien el viaje

Los niños se adaptan igual de bien que los adultos a las diversas situaciones. Piensa que van a estar un buen tiempo atados a un arnés o en la silla, por lo que puede acabar siendo incómodo para ellos.

En primer lugar, intenta ajustar el viaje a sus rutinas para no alterar sus horarios de descanso. En segundo lugar, trata de hacer el viaje conduciendo por las carreteras más seguras, como autopistas y autovías, donde realizar una conducción tranquila. Además, tendrás la ventaja añadida de disponer de más zonas de servicio y restauración para hacer las paradas necesarias.

Comida ligera y buena hidratación

La comida pesada o con muchas grasas se desaconseja antes de iniciar cualquier viaje. Y en el caso de los niños con más razón. Puede provocarle mareos o malestar, convirtiendo el viaje en coche con tu bebé en una odisea.

Nunca olvides estar bien equipado de agua para hidratar al niño durante el trayecto y en las paradas realizadas.

Evita los mareos

Los niños pueden marearse, sobre todo a partir de los 3 años. Para evitarlo lo mejor es hacer una comida ligera y poco copiosa antes del viaje. Además, siempre que sea posible, procura colocar al niño en el asiento trasero central, para que tenga un punto donde fijar la vista.

Ten en cuenta que la lectura, ver películas o jugar a videojuegos pueden potenciar el riesgo de sufrir mareos. Asimismo, procura tener siempre ventilado el habitáculo, mantener una temperatura agradable y conducir de forma suave.

La ropa, siempre cómoda

Si para los adultos se recomienda siempre viajar con ropa cómoda, no iban a ser menos los niños. Y es que hay que tener en cuenta que durante el viaje pasarán varias horas sin moverse. Lo más recomendable es elegir prendas de algodón, transpirables, que no se ajusten al cuerpo y permitan una total libertad de movimientos.

En cuanto a la temperatura ideal, lo recomendado es entre 21 y 23 grados centígrados. Evita demasiado frío o demasiado calor y también que el aire acondicionado no afecte directamente al niño.

Haz el viaje entretenido

Ante todo, debes tener claro que la mejor forma de viajar es con el bebé dormido, aprovechando la noche. Sin embargo, si tu pequeño tiene el día activo, deberás asegurarte de que el copiloto lo entretenga con canciones y otros juegos. Otra opción es usar la tecnología y ponerle una película o dejarle jugar a la videoconsola, salvo que sea un niño que se maree con facilidad.

El copiloto, el mejor amigo para evitar distracciones

Diversos estudios han demostrado que los bebés y los niños pequeños son los acompañantes que más distracciones causan al conducir. y es que viajar con niños o un bebé en un coche puede ser muy estresante en caso de que algo vaya mal. Es por ello que la labor del copiloto o de cualquier otro pasajero adulto resulta fundamental para ayudar a que el conductor se concentre en lo que debe hacer: ¡conducir!

Ten paciencia

Recuerda que la paciencia será importante, sea tu primer viaje en coche con niños o no. Y es que, aunque los adultos estén habituados a viajar en coche, un bebé apenas está descubriendo el mundo en sus primeros viajes, siendo una experiencia totalmente nueva para él.

Ten paciencia, mucha paciencia. No te estreses y mantén la calma. Si hace falta, para el coche y sácalo un rato de su silla para tranquilizarlo.

Viaja con tu bebé en el coche y descubre el mundo

Como ves, viajar con niños en coche solo requiere de una serie de premisas para tener un viaje placentero y cómodo. Además de las anteriores recomendaciones, no te olvides tampoco de llevar ropa de repuesto, toallitas higiénicas, una toalla y un pequeño botiquín.

En nuestra tienda de productos de bebés online encontrarás todo lo que necesitas para viajar con bebés en el coche. Además, si tienes dudas o preguntas, puedes ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre qué es lo que más se adapta a tus necesidades.