Raros son los padres, principalmente los primerizos, que no acaben conociendo (literalmente) la expresión de “no pegar ojo”. Llantos por verse solo en la cuna, gritos por despertarse solo de noche o cólicos, suelen ser los principales motivos por los que a los bebés les cuesta descansar. ¿Te suena lo que hablamos, no?

Por fortuna, existen una serie de pequeños trucos para dormir al bebé que puedes empezar a aplicar ya para ayudar a tu pequeño a descansar mejor. Aunque como es evidente, cada bebé es un mundo y, lo que funciona para unos, puede no funcionar para otros. Lo más normal es que a base de prueba y error, acabes encontrando qué tácticas son las que funcionan mejor con tu bebé.

Los 10 mejores trucos para dormir al bebé

No nos liamos más. Así que, a continuación te dejamos con los mejores trucos para dormir a un bebé y no desfallecer en el intento.

Baña al pequeño antes de dormir

No son pocos los padres que emplean este pequeño truco para dormir a su bebé. La mayoría establecen ciertos rituales como es el caso del baño antes del descanso del pequeño. Esto es algo que podrás hacer siempre y cuando tu hijo se relaje con un baño templado, ya que hay algunos que se espabilan, lo que acabaría siendo contraproducente.

Crea un ambiente ideal

Los bebés no regulan igual de bien su temperatura corporal que los adultos. Por eso, el exceso de calor o el frío, son aspectos clave para su descanso. De este modo, es importante tener bien ventilada la habitación del pequeño y mantener la temperatura entre 22 y 24º C para contribuir a su correcto descanso.

Cántale una nana

Por muy típico que suene, no deja de ser uno de esos pequeños y efectivos trucos para dormir a un bebé. Y es que al cantar liberamos endorfinas, unas hormonas que producen serenidad algo que, además, es recíproco. Es decir, el estado de bienestar provocado por las endorfinas se da tanto en el que canta como en el que escucha. Por eso las nanas o canciones infantiles funcionan tan bien para que el pequeño descanse.

Haz que chupe algo

No es un secreto que a los niños les relaja succionar, razón por la que la mayoría se acaba quedando dormido cuando toman el pecho materno, un biberón o con el chupete en la boca. Es por ello que si tu pequeño no consigue quedarse dormido o se despierta a lo largo de la noche, puedes optar por alguna de estas opciones para ayudarle en su descanso.

Dale el pecho

Este truco para dormir a los bebés está relacionado con el punto anterior. Pero además de ello, debes tener en cuenta que la leche materna contiene triptófano, un aminoácido que interviene en la síntesis de la serotonina y la melatonina, que ayudan a conciliar el sueño. Incluso en caso de que optes por el biberón, existen ciertas fórmulas que fabrican leche con mayor cantidad de triptófano para las tomas de noche tal, a semejanza de la leche materna.

Mécelo en tus brazos

Está demostrado que los vaivenes en brazos de mamá o papá ayudan a los pequeños a acompasar su ritmo cardiaco y su respiración, lo que les facilita el sueño. También les hace sentirse queridos y protegidos, dos aspectos vitales para que superen la ansiedad por estar separados de sus progenitores. Además, en caso de cólicos, estos balanceos también ayudarán a relajar su intestino y sobrellevar mejor estos dolores.

No dejes que llore solo en la cuna

Si aunque lo balancees, sigue llorando o estando intranquilo, entonces sácalo de la cuna y acuéstalo en tu regazo. De igual forma que amamantandolo, el calor del cuerpo humano o el latido del corazón pueden obrar el milagro y conseguir que finalmente se duerma. También puedes usar para ello un marsupio o portabebé. Recuerda que existen varias alternativas al porteo y muchos tipos de marsupios. Solo tienes que elegir el que mejor se adapte a ti.

Hazlo sentir acompañado

No hay nada que agrade más a los niños que sentirse acompañados. La mayoría prefiere dormir con alguno de sus padres o hermanos (algo de lo que te hablaremos a continuación) pero a otros les llega simplemente con la compañía de un muñeco o un peluche. Sin duda, se trata de uno de esos trucos para dormir bebés que han funcionado durante generaciones. Y sino, ¡pregúntale a tus padres! Prueba y quédate con lo que mejor funcione.

Prueba el colecho

Aunque tiene partidarios y detractores casi a partes iguales, lo cierto es que muchos padres opinan que es una gran opción para mejorar el descanso del pequeño. En cualquier caso, el colecho debe hacerse siempre de forma segura y sin riesgos, puesto que la cama familiar no está hecha para ello. La Asociación Española de Pediatría deja en manos de los padres la decisión de practicar colecho o no, conociendo sus riesgos y ventajas asociados.

Mantén una rutina de sueño

No se trata de un truco para dormir al bebé, sino de una recomendación que deberías seguir para ayudarle en su descanso. Después de los primeros 6 meses de vida, el bebé empieza a entender la mayoría de relaciones causa-efecto. Es por ello, que si habitualmente tienes una rutina a diario antes de meterle en la cuna, seguro que entenderá que es la hora de desconectar y descansar, lo que le ayudará a conciliar mejor el sueño.

Y tú, ¿conoces más trucos para dormir a bebés?

Como ves, muchos de estos trucos y consejos para dormir a tu bebé son de sobra conocidos, aunque otros seguro que te han sorprendido. Sea como sea, debes saber que pese a todas estas recomendaciones todo es cuestión de tiempo, paciencia y de acabar encontrando el método que mejor te funcione. Y tú, ¿conoces otros trucos para dormir a bebés? ¿Qué es lo que mejor funciona según tu experiencia?