Si estás embarazada, lo más posible es que ya hayan llegado a tus oídos los más típicos mitos y leyendas sobre el embarazo. Que si cuidado con los antojos, que si adiós al sexo durante meses, que si no se puede hacer deporte y algunas falsas verdades que muchas personas aceptsan sin rechistar.

Y es que alrededor de la gestación merodean viejos mitos y leyendas que aún se mantienen en el tiempo. Muchas de estas creencias populares se llevan difundiendo generación tras generación, producto del desconocimiento que había antiguamente sobre el embarazo y el parto.

Por suerte, y gracias a la ciencia, hoy en día muchos de ellos ya se han desintegrado y forman parte del pasado. Por eso hoy vamos a dedicar el post a esas leyendas urbanas de las que todos hemos oído hablar y que no sabemos si son ciertas o no. ¿Empezamos?

6 mitos sobre el embarazo que no debes creerte

Los antojos y la alimentación

Diversos estudios han demostrado que 2 de cada cuatro mujeres embarazadas, tuvo “antojos” durante el proceso de gestación. Se relaciona con carencias en la alimentación, cambios hormonales o incluso como una demanda de atención de la gestante. Al fin y al cabo es normal, ya que se trata de un proceso donde se sufren muchos cambios.

Sin embargo, uno de los mitos infundados sobre el embarazo más populares es el de que las manchas de la piel de los recién nacidos están relacionadas con los antojos, tanto si se han reprimido como si se ha comido lo que se ha querido. Pues bien, ni una cosa ni otra, ya que la alimentación o caprichos alimentarios de la madre no tienen influencia alguna en la piel del bebé.

Cosmética y embarazo, especial cuidado

La piel humana puede absorber sustancias, aunque en muy pocos casos afectarán al feto en gestación. Sin embargo, todos los especialistas recomiendan evitar productos cosméticos durante el embarazo como los tintes con amoníaco o formalina o los desodorantes que contienen aluminio. De igual forma, también hay que prescindir de usar cremas solares con filtros químicos, barras de labios que contengan plomo, esmaltes y quitaesmaltes con acetona, etanol o toluenos, responsables de algunos vapores tóxicos.

Asimismo, se desaconseja usar cremas, toallitas o geles limpiadores con ácido salicílico, además de colonias y cremas hidratantes con xenoestrógenos y cualquier producto cosmético con retinol.

Sexo y embarazo son compatibles

Se trata de una de las creencias o mitos sobre el embarazo más arraigados, puesto que es común pensar que al hacerlo durante la gestación el bebé podría sufrir. Sin embargo, solo en casos excepcionales está prohibido, por ejemplo cuando el embarazo presenta complicaciones o riesgos, como amenaza de aborto, parto prematuro o placenta previa. Es más, hay mujeres a las que le aumenta la líbido mientras están embarazadas, debido a los cambios hormonales sufridos.

Practicar deporte no está prohibido. Es más, es saludable

Es sin duda uno de los mitos sobre el embarazo más extendidos, pero que no tiene fundamento alguno. Al contrario, el ejercicio físico durante la gestación aporta beneficios fisiológicos tanto para la madre como para el feto. Y es que más allá de servir para cosas básicas como controlar el peso y la diabetes asociada al embarazo, también mejora la autoestima y permite a la mamá mantenerse en forma de cara al parto.

Las actividades físicas más aconsejables son pilates, yoga, natación o caminar. Eso sí, se debe evitar las carreras de larga distancia o actividades físicas que consistan en cargar pesos o saltar. Por supuesto, es absolutamente desaconsejable hacer deportes o actividades que impliquen riesgo de accidentes, como golpes o caídas.

Los medicamentos en el embarazo

Pese a las habituales creencias y mitos sobre el embarazo, lo cierto es que no son tantos los fármacos totalmente incompatibles durante la gestación. Siempre que sean recetados por el profesional adecuado, como un especialista en obstetricia, puedes estar segura de que su uso es compatible y totalmente seguro.

Alimentos durante el embarazo

Todos los especialistas recomiendan llevar a cabo una dieta equilibrada, variada y saludable. Sin embargo, hay una serie de consejos básicos que deben seguirse. Es necesario lavar frutas y hortalizas, así como evitar embutidos y carnes poco hechas, a excepción que la embarazada esté inmunizada contra la toxoplasmosis. Asimismo, es recomendable preparar de forma correcta los alimentos precocinados, además de evitar quesos y otros derivados elaborados con leche no pasteurizada, con el objetivo de evitar infecciones alimentarias.

¿Conoces otros mitos sobre el embarazo?

Pues bien, hasta aquí este post que trata de desmontar y aportar luz sobre algunos mitos y leyendas del embarazo. Seguro que algunas se han podido quedar en el tintero, pero aunque no son todas las que están, si te podemos asegurar que están todas las que son.